"Una forma inmensa de jugar a la paz" por Patricia Perez en Clarín

Martes, Junio 13, 2017

La coordinadora de la Comisión de  Cultura de Paz y Ciudadanía  escribió el artículo que publicamos a continuación con respecto a la temática que lleva a cargo. El mismo fue recientemente  difundido en la sección Tribuna del diario Clarín:

 

Una forma inmensa de jugar a la paz

Creo que fue el día anterior cuando Néstor tomo la decisión. Se me ocurre que fue así, pues ya venía escuchando gritos e insultos que transformaron el apoyo al equipo de fútbol infantil de Pozo del Molle, en un calvario para los chiquitos que no lograban reconocer a sus papás; en su mayoría descendientes de gringos de Piamonte y Lombardía españoles de Castilla y León mezclados con criollos de la ¨Pampa Gringa¨ llegados desde Santa Fe.

Ese sábado de mayo, antes del partido, con el ascendiente que tiene como Técnico, Néstor Vicario les propuso a los pibes salir a la cancha con un cartel: “Yo así no juego más. No me grites”, fue la leyenda que exhibieron las categorías de 8, 9 y 10 años antes de cada partido. Buscaba bajar la tensión que hay fuera de la cancha. “Quiero que se diviertan. El resultado no es lo más importante”, dice Vicario. “El mensaje cayó bien y el último sábado hubo más palabras de aliento que reproches”, destacó. La institución, que participa en la Liga de San Francisco, Córdoba, incorporó a un psicopedagogo que trabaja con los chicos temas relacionados con la violencia. Son más de 120 chicos.

Es difícil suponer que Néstor y sus pibes futboleros hayan escuchado alguna vez, hablar de la Cultura de Paz. Tampoco alguno de los casi seis mil habitantes de este pueblito cordobés que casi nunca sale en los Diarios, salvo en diciembre del 2016 cuando el femicidio de Brenda Arnolleto lo puso en el mapa de horror, encendiendo las alarmas de violencias cotidianas escondidas.

Es difícil que ellos hayan escuchado hablar de la Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz, Resolución 53/243. que las Naciones Unidas sancionaron en octubre de 1999, aprobando un Programa de Acción que en su Art.9: Inciso C. propone “Hacer que los niños participen en actividades en que se les inculquen los valores y los objetivos de una cultura de paz”.

Néstor y sus pibes del Club de Pozo del Molle, pusieron en funcionamiento en la práctica, conceptos repetidos hasta el hartazgo por líderes políticos que firman Declaraciones en foros internacionales de gran valía y poco resultado. Le mostraron en la canchita de fútbol infantil con sencillez y eficacia a cientistas sociales, teóricos de la llamada sociología de la Paz, especialistas afamados y estudiosos del conflicto que hacen aportes imprescindibles pero que, muchas veces, ignoran que el partido por la Paz se juega cotidianamente en cada potrero donde la violencia es la forma de transitar la vida que debemos desterrar. Los pibes dicen #YoasinojuegomásNomegrites . Es una forma inmensa de jugar a la Paz.

Patricia Pérez es Directora de ILAPyC, Instituto Latnoamericano Paz y Ciudadanía

 

Fuente: https://www.clarin.com/opinion/forma-inmensa-jugar-paz_0_H1niRg9zb.html